Así se ve el campo de batalla con las nuevas gafas de visión nocturna del ejército de EE.UU...


La tecnología aplicada al mundo militar suele ser fascinante. Ahí tenemos el dron de 25 kilos y 200 balas de Turquía, el tanque Carmel que se pilota con un mando de Xbox, la Kalashnikov con WiFi y Bluetooth o el TrackingPoint, pero lo de hoy es todavía más llamativo si cabe. Hablamos de las ENVG-B (Enhanced Night Vision Goggle-Binoculars), las gafas de visión nocturna y realidad aumentada que ya está probando el ejército de los Estados Unidos.


Son unas gafas que permiten a los soldados observar y maniobrar en todo tipo de situaciones climatológicas, a oscuras, en situación de visibilidad limitada y, en definitiva, en todas las condiciones de iluminación. Tienen unas pantallas estereoscópicas que permiten una adquisición de objetivos más rápida, una cámara termográfica fusionada para un mejor reconocimiento de objetos y, por supuesto, realidad aumentada. ¿El resultado? Algo parecido a los mapas nocturnos de 'Call of Duty'.


La guerra como un videojuego

Según podemos ver en este vídeo publicado la Brigada Lancer, las gafas son capaces de remarcar casi perfectamente el contorna del personal en el campo de batalla. No solo el contorno, sino los detalles del equipamiento como la mochila o las propias armas. De la misma forma, son capaces de marcar la trayectoria de la bala gracias a la realidad aumentada (en azul).


Las ENVG-B cuentan con un sistema binocular de doble tubo para mejorar el conocimiento de la situación y la percepción de profundidad. Para mejorar el contraste de los objetivos, los tubos están hechos de fósforo blanco en lugar de fósforo verde, a lo que se suma una cámara termográfica fusionada para reconocer mejor los objetivos en entornos visuales complicados (como cuando hay polvo o humo, por ejemplo).

Así son las gafas.


Según su ficha técnica, tienen un 80% de probabilidad de reconocer a objetivos del tamaño de un hombre a 150 metros y un 50% a 300 metros. Pesan 1,13 kilos y pueden funcionar durante entre 7,5 y 15 horas de forma continuada. Algo interesante es que se pueden conectar de forma inalámbrica a Family of Weapon Sight-Individual (FWS-I), un sistema de miras para la carabina M4 y la M249.


¿Para qué sirven estas mirilla? Básicamente, proporcionan al soldado imágenes infrarrojas en todas las condiciones climáticas. No solo eso, sino que transmiten de forma inalámbrica la mira del arma y las imágenes térmicas a las gafas, lo que permite al soldado reconocer objetivos sin tener que exponerse más de la cuenta al fuego enemigo. Es decir, que el soldado puede ver la retícula del arma en su campo de visión.


Vía | Xataka En | Como si fuera un videojuego: así se ve el campo de batalla con las nuevas gafas de visión nocturna del ejército de EE.UU

Escrito por | JOSE GARCÍA

0 vistas0 comentarios