China, hogar de las carreteras más peligrosas del mundo, ha logrado comunicar el último pueblo aisla


China tiene algunas de las carreteras más peligrosas del mundo. Una de ellas es el paso de las montañas Taihang a Guoliang, un aislado pueblo cuyo acceso se basa en un túnel que los propios habitantes excavaron con sus manos en los 70.


Otra es la carretera que va desde la provincia de Sichuan, en el suroeste de China, hasta el Tíbet. Con una longitud total de 2.000 km, es tan bella como peligrosa. Estos avances en infraestructura han permitido que China haya logrado comunicar por carretera el último pueblo que quedaba aislado en las montañas de Sichuan.


Una remota zona que ya está conectada

Sichuan es una provincia del suroeste de China. Con capital en Chengdu, tiene una extensión de 487.000​ kilómetros cuadrados y una población de crecimiento moderado. El río Yangzi atraviesa esta remota región, hogar del panda gigante y repleta de altiplanos fríos, abruptas montañas y profundas gargantas.


Su economía se basa principalmente en la producción de cereales, seda, aceite y productos artesanales que los habitantes venden online a todo el país gracias a la enorme inversión en infraestructura del Gobierno comunista.


Precisamente, este año han logrado comunicar por carretera el último pueblo quedaba aislado en las montañas de Sichuan, al estilo del impresionante pueblo de Manigango. Recordemos que la zona está rodeada por la cordillera del Himalaya al oeste, Qinling al norte, y las zonas montañosas de Yunnan al sur, lo que dificulta su conexión.

A finales de 2018 se inauguró otra autopista que conecta las ciudades de Ya'an y Kangding, en la provincia de Sichuan, con lo que la longitud total de las vías en la provincia alcanzó los 7.238 kilómetros. La construcción se completó nueve meses antes de lo previsto, según el Departamento de Tráfico. Se trata de la segunda carretera hacia la Prefectura Autónoma tibetana de Ganzi después de la Carretera Nacional 318, que conduce a Lhasa, capital de la Región Autónoma del Tíbet.


La peligrosa ruta hacia el 'Lugar de los Dioses'

La carretera Sichuan-Tíbet une Chengdu y Lasha (traducido como 'Lugar de los Dioses'), capital de la Región Autónoma del Tíbet. Ésta es a su vez una de las ciudades más altas del mundo, por lo que la construcción de esta vía fue todo un reto.


Se inauguró de manera oficial en 1954 tras cuatro años de trabajo, y se dice que durante su construcción murieron miles de trabajadores. Atraviesa 14 montañas de hasta 5.000 metros de altura, bosques y ríos y tiene una longitud de 2.142 km de largo. Con sus 99 curvas y peligrosos puentes, se trata de una ruta habitual para los conductores de camiones que se dirigen al techo del mundo, por lo que los embotellamientos debido al barro que se forma cuando llueve -y los delitos- son algo común.


En los 15 días aproximados que dura la ruta se pueden pasar por múltiples climas, lo que dificulta aún más su recorrido debido a las empinadas laderas, los tramos en horquilla y el inestable camino, que no está pavimentado.


Además de la falta de oxígeno en los tramos más altos, los deslizamientos de tierra y las avalanchas de rocas son comunes. Una ruta sin duda impresionante, pero a la que hay que tener mucho respeto.



Vía | Motorpasion

En | China, hogar de las carreteras más peligrosas del mundo, ha logrado comunicar el último pueblo aislado en las montañas

Escrito por | VICTORIA FUENTES

5 vistas

developWorldNews

© 2019 developWorld es una marca propiedad de develop talent & tecnology

Sitio diseñado por: 

Sr. Zorro Estudio de Diseño

Calle Puebla 46 Col. Roma Norte, CDMX, México

  • Facebook - círculo blanco